Page Nav

HIDE

Pages

Breaking News:

latest

Ads Place

Un pitbull mata a un niño de 10 años y la policía le dispara siete veces para que lo suelte

  El niño Jack Lis, de 10 años, fue mutilado hasta la muerte por un perro pitbull mientras estaba en la casa de un amigo en Pentwyn, Gales...

 


El niño Jack Lis, de 10 años, fue mutilado hasta la muerte por un perro pitbull mientras estaba en la casa de un amigo en Pentwyn, Gales, en un caso que ha conmocionado a la opinión pública británica.

 

El perro fue baleado hasta siete veces por agentes de policía que llegaron al lugar tras una llamada. El animal todavía no soltaba al menor por lo que tuvo que ser sacrificado.

 

La policía de Gwent confirmó el miércoles que había arrestado a una mujer bajo sospecha de estar a cargo del perro descrito como peligrosamente fuera de control. Pero luego fue liberada bajo fianza.

 

En una publicación en Facebook, la madre de Jack, Emma Whitfield, escribió: “Con tanta angustia y antes de que amigos cercanos y familiares vean su nombre en las noticias, tengo que anunciar que nuestro hermoso niño Jack 

 

“No fue nuestro perro ni sucedió en la casa de nuestra familia. Estaba fuera a jugar. Te amamos mucho, nuestro dulce, dulce niño“.


Un portavoz de la policía dijo: “Nos llamaron a una dirección en Penyrhoel, Caerphilly, alrededor de las 3.55 pm del lunes 8 de noviembre, tras recibir informes de un ataque de perro”.

 

“Asistieron agentes, incluidos agentes especializados, junto con paramédicos del servicio de ambulancias de Gales, que confirmaron que un niño de 10 años había muerto en el lugar“.

 

Tracey Lawrence, una vecina, dijo que la voz de alarma la dio un amigo de la escuela de Jack. “Todos estaban en la calle llorando. Fue espantoso. Todos estaban molestos, dijo.

 

Agregó que el perro era grande y fuerte. “La última vez que vi al perro era solo un cachorro pequeño, pero al verlo ayer fue como decir ‘Dios mío’”.

 

Jack y su amigo estaban solos cuando ocurrió el ataque.

 

Su amigo buscó la ayuda de un vecino que vivía en la misma calle, pero el hombre no pudo detener al perro.

No hay comentarios

Publicidad