Page Nav

HIDE

Pages

Breaking News:

latest

Ads Place

Ofrecen 10 mil dólares por mes a trabajadores extranjeros que quieran mudarse a Estados Unidos

  El sueño de emigrar a Estados Unidos, las ganas de vivir una aventura y la ilusión de encontrar el destino ideal donde instalarse y plan...

 



El sueño de emigrar a Estados Unidos, las ganas de vivir una aventura y la ilusión de encontrar el destino ideal donde instalarse y planificar el futuro, bien podrían juntarse con la necesidad de un Estado de resurgir de las cenizas. Con ese objetivo surgió el programa Ascend West Virginia que ofrece un pago de 10 mil dólares durante 12 meses a quienes se muden a vivir allí al menos un año.

 

Se trata de un mega plan que seleccionará a aspirantes de Estados Unidos y distintas partes del mundo para instalarse o visitar diversas ciudades del estado con un jugoso ingreso a cambio. La idea busca potenciar el turismo, sumar estudiantes a la Universidad e instalar a West Virginia como un lugar ideal para vivir y asentarse.

 

El programa no ofrece trabajo, así que se orienta a personas que puedan trabajar de manera remota en cualquier lugar del mundo. Para eso se paga a los trabajadores que se animen a mudarse para trabajar desde allí y traer a sus familias.

 

 

Pero la oferta no termina en el monto mensual, los elegidos por el programa también obtendrán 2.500 dólares para gastar en experiencias de recreación al aire libre y acceso a un espacio de co-working, junto con otras ventajas.

 

Todo esto está cubierto durante un año, aunque si el turista decide irse antes perderían las cuotas que le resten. Por otro lado, si se quedan después del año, reciben 2 mil más.

 

Un renacer para el estado

 

El plan surgió por iniciativa de Brad Smith, fundador y presidente de la empresa de software Intuit. Nativo de West Virginia, el empresario donó 25 millones de dólares el año pasado para colaborar con el resurgir de un estado cuya imagen no pasa por su mejor momento.

 

Según explicó al Washington Post, cree que el estado ha sido desafiado por una "reputación negativa durante años", por este motivo no es un destino turístico conocido o no es considerado como hogar para quienes pueden trabajar a distancia.

 

“La percepción de muchas personas sobre West Virginia se centra en que es un lugar de minas de carbón. A su vez los programas de televisión han mostrado personas que simplemente no son representativas de este estado", sostuvo Smith que apuesta a darle una nueva imagen.

 

Morgantown fue la primera ciudad seleccionada en el programa y una vez que se completaron los cupos (llegaron 53 nuevos residentes de un total de 7500 solicitudes), la convocatoria sigue con Lewisburg.

 

La experiencia de una de las elegidas

 

Samantha Fagan, fue una de las 53 seleccionadas para mudarse desde Berlin a Morgantown. Para ella se trata de una experiencia que no había imaginado antes de la pandemia: "Siempre pensé en las grandes ciudades", dijo al Post. "Y luego, después de estar atrapado en la ciudad esencialmente durante un año y medio debido al covid, decidí que lo último que quiero era estar atrapado en otra ciudad".

 

Para ella es una fuerte apuesta en la que probará una nueva vida con un estilo de vida más tranquilo y más cercano a la naturaleza. "Es una prueba y ver si quiero que sea mi hogar para siempre".

 

Las autoridades encaran el futuro con optimismo: "Todas las cosas que hacen de West Virginia un gran lugar para visitar son también cosas que lo convierten en un gran lugar para vivir", dijo Chelsea Ruby, secretaria de turismo de West Virginia.

No hay comentarios

Publicidad