Page Nav

HIDE

Pages

Breaking News:

latest

Ads Place

10 consejos para una entrevista exitosa de visa de turista (B1/B2)

  La entrevista en el consulado o embajada de Estados Unidos es uno de los pasos del trámite que más nerviosismo causan a los solicitantes...

 


La entrevista en el consulado o embajada de Estados Unidos es uno de los pasos del trámite que más nerviosismo causan a los solicitantes de una visa de turista B1/B2.

 

¿Por qué? Porque es el momento en el que un oficial consular estadounidense decide si se aprueba o rechaza la solicitud. La decisión depende totalmente de él y lo determina con una serie de preguntas.

 

Aunque muchas veces influye qué oficial te toca (y hasta la suerte), hay algunos factores que pueden ayudarte a asegurar el éxito de tu entrevista. Compartimos algunos tips de utilidad.

 

 

1. Llega con anticipación

 

A los solicitantes se les recomienda llegar con media hora de anticipación a su cita de entrevista. Es muy importante que seas puntual para evitar cualquier contratiempo. Antes de que llegue el día, revisa dónde está ubicado tu consulado y el tiempo en que tardarás en llegar ahí. Conviene saber antes qué transporte tomar.

 

Quienes se trasladan a otra ciudad para su cita deben ser el doble de precavidos. Grandes ciudades, como CDMX, suelen tener mucho tráfico todo el tiempo. Así que esos factores deben estar contemplados.

 

 2. No lleves objetos prohibidos a tu entrevista

 

No puedes pasar a la embajada o consulado con celulares, audífonos, memorias USB, dispositivos electrónicos (computadoras, tablets). Los encendedores, alimentos, bebidas y objetos que puedan ser usados como armas están prohibidos.

 

Sí puedes entrar con tus llaves, cartera y fólder de documentos. Si llevas cinturón y abrigo tendrás que quitártelos para pasar el arco de seguridad, pero después puedes ponértelos. Puedes pasar por mochila o bolsa, pero será inspeccionada por el personal de seguridad. 

 

Afuera de algunos consulados y de la Embajada en CDMX hay negocios que resguardan tus pertenencias a cambio de un pago. Lo más recomendable es llevar sólo lo necesario.

 

3. Que la vestimenta juegue a tu favor

 

Aunque idealmente la vestimenta no debería influir en la decisión del oficial, la realidad es que algunos sí suelen basarse en la primera impresión que das con tu ropa. Viste formalmente y de preferencia con tonos neutros. Usar pantalón de vestir y camisa (o blusa) es una buena. Evita ropa desaliñada, pero no llegues al extremo de lucir como si fueras a una boda.

 

¿Por qué rechazan la visa bajo la sección 214 (b) y cómo solucionarlo?

Rechazo de visa de turista

 

4. Saluda y habla en español 

 

Los oficiales consulares hablan español y realizan la entrevista en este idioma. Puedes iniciar la conversación con un buenos días o un hola.

 

Si no dominas el inglés, evita saludar con Hello, Good morning o Good afternoon, pues es posible que el oficial te responda el saludo y continúe las preguntas en inglés. Para evitar trabarte, mejor afronta la entrevista en tu lengua materna.

 

5. Todo gira en torno a la DS-160

 

Llenar el formulario DS-160 es el paso más importante del trámite de visa porque la entrevista del oficial consular se basará en la información que proporciones ahí.

 

Al iniciar la entrevista, el oficial te pedirá tu hoja de confirmación del DS-60 y comenzará a cuestionarte sobre lo que anotaste ahí. Es muy importante que tus respuestas sean claras, dichas con seguridad y que coincidan con lo llenado en el formulario. De no ser así, te realizará más preguntas para que aclares tus contradicciones y puede ponerte más nervioso.

 

Si algo cambió, lleva documentos que lo justifiquen. Por ejemplo, si cuando llenaste el DS-160 estudiabas y ahora trabajas, presenta una constancia de trabajo. Te ayudará.

 

6.  Los detalles importan 

 

Aunque las preguntas suelen ser generales, pueden realizarte algunas que requieran más detalle conforme avanza la conversación y debes estar preparado. Por ejemplo:

 

¿A dónde viaja?  A Orlando.

 

¿Qué va a hacer ahí? Visitar Walt Disney World.

 

¿Por qué va ahí y en dónde se va a hospedar? Es mi cumpleaños y quiero festejarlo con una visita al parque. Me hospedaré en el  hotel Grand Floridian Resort.


 

 7. ¿Si no tengo trabajo me niegan la visa? 

 

Las autoridades de Estados Unidos temen que los solicitantes desempleados no viajen de manera temporal a su país y decidan quedarse ahí para trabajar permanentemente.

 

Por lo tanto, los rechazos de visas a desempleados son más frecuentes. El formulario DS-160 tiene una sección para anotar el ingreso mensual que percibe el solicitante así como la empresa para la que trabaja; segmentos que son fácilmente revisados por el oficial consular y sobre los cuales profundiza en la entrevista, preguntando a detalle las actividades que se realizan en el trabajo y la antigüedad en el puesto.

 

“Al realizar entrevistas de visa, los oficiales consulares examinan cada solicitud individualmente y consideran las circunstancias, los planes de viaje, los recursos financieros y los vínculos del solicitante que se encuentran fuera de los Estados Unidos, lo que garantizará la salida del solicitante después de una visita temporal”, señalan en la página de Travel.State.Gov.

 

No hay apelación una vez que te rechazaron la visa bajo la sección 214 (b), pero puedes volver a solicitarla después haciendo el trámite desde cero. Si te la rechazaron por no tener un trabajo, realiza el nuevo trámite hasta que ya tengas uno.

 

En el caso de que un familiar sea tu sustento económico, presenta sus talones de pago o comprobantes de empleo. Por ejemplo, si eres ama de casa, presenta los de tu esposo. También se sugiere que, si no tienes empleo, algún familiar tenga visa.

 

Es probable que sí concedan la visa de turista a un estudiante porque tiene una razón para regresar a México: concluir sus estudios en su colegio. Además, si aclara que sus gastos serán pagados por sus padres, la probabilidad aumenta.

 

Las visas de turista también se conceden fácilmente a niños, siempre y cuando al menos uno de sus padres tenga la visa o ambos estén tramitándola. Se les otorga el documento de viaje porque alguien más pagará sus gastos.

 

El trámite de visa también está facilitado para adultos mayores aunque no tengan un trabajo, siempre y cuando aclaren quién pagará sus gastos en Estados Unidos.

 

8. Lleva documentación de apoyo

 

El oficial consular únicamente te pedirá tu confirmación de formulario DS-160 y el pasaporte al momento de la entrevista.

 

Si la sesión de preguntas se complica y te pide comprobar que regresarás a México después de tu viaje o que tienes recursos económicos para sustentar los gastos, puedes presentar otros documentos probatorios.

 

 

Demuestra arraigo una constancia laboral porque indica que tienes un empleo estable en México al cual volver. Presenta una carta o constancia de estudiante (firmada por tu institución) si aún estudias.

 

Son prueba de solvencia económica documentos como comprobantes de recibos de pago, estados de cuenta y comprobantes de devolución de impuestos.

 

Es muy probable que no necesites presentarlos, pero son una medida precautoria y llevarlos te hará sentir más seguro.

 

9. Evita hablar sobre familiares en Estados Unidos

 

Si tus familiares en Estados Unidos no tienen la ciudadanía, residencia permanente o una visa que justifique su estadía, mejor no los menciones. Si tienen un estatus indocumentado te perjudicará y empezarán a cuestionarte sobre ellos; lo mejor es no revelar su información si son vulnerables ante inmigración.

 

Por esa razón, siempre es mejor decir que vas a Estados Unidos por turismo. Si tus familiares tienen una estancia legal, puedes decir que vas a visitarlos y no tendrás problemas.

 

 

10. Practica y no te extiendas con historias  

 

Como lo mencionamos antes, las preguntas están basadas en la información de tu DS-160. Practica tus respuestas antes de ir a la entrevista. Los cuestionamientos más comunes son los siguientes:

 

1. ¿A qué lugar de Estados Unidos viaja?

 

2. ¿Cuál es el motivo de su viaje?

 

3. ¿De cuánto tiempo será su estancia y cuándo piensa partir?

 

4. ¿Con quién viaja?

 

5. ¿Dónde trabaja? ¿Desde cuándo labora ahí y qué actividades realiza?

 

6. ¿Quién pagará los gastos de su viaje?

 

7. ¿Dónde se hospedará?

 

8. ¿Tiene familiares en Estados Unidos?

 

9. ¿Ha viajado o estado antes en Estados Unidos?

 

Contesta únicamente lo que te preguntan. Manténte apegado a tu formulario DS-160 y no te extiendas con historias que pueden enredarte.

No hay comentarios

Publicidad