Page Nav

HIDE

Pages

Breaking News:

latest

Ads Place

Mujer en Arizona da a luz a 'superbebé' de 14 libras tras haber sufrido 19 abortos espontáneos

Cary Patonei, residente de Arizona, tuvo junto a su esposo un bebé que pesó más de 14 libras -el doble del peso normal de un recién nacido...


Cary Patonei, residente de Arizona, tuvo junto a su esposo un bebé que pesó más de 14 libras -el doble del peso normal de un recién nacido- tras haber sufrido 19 abortos espontáneos.

 

Cary y Tim Patonai, una pareja de Arizona, se llevó la sorpresa de su vida cuando su hijo Finnley nació dos semanas antes y pesó 14 libras y 1 onza, aproximadamente el doble del tamaño de un recién nacido promedio.

 

“Finnley (como nombró a su hijo) era una pequeña celebridad en el hospital. Todos querían una selfie con él”, dijo la madre de 36 años al portal de noticias Today.

 

“El ginecobstetra que realizó la cesárea dijo que en 27 años nunca había visto un recién nacido de ese tamaño. Hubo mucha emoción en el parto".

 

Una familia marcada por claroscuros

 

Pese a la felicidad que hoy le genera tener a su 'superbebé' en casa, los embarazos de Cary Patonai han tenido momentos difíciles, pues experimentó 19 abortos espontáneos en el transcurso de la gestación de sus ahora tres hijos, incluidos dos entre el nacimiento de su segundo hijo Everett (2 años) y Finnley.

 

"Dos de los abortos espontáneos fueron pares de gemelos", reveló la madre. " Fue traumático para toda la familia, especialmente para nuestro hijo mayor (Devlen, de 10 años). Cada pérdida iba rompiendo su pequeño corazón".

 

La mamá de Finnley expresó durante la entrevista que el nombre de su hijo recién nacido ha sido del agrado de su familia y que es un bebé "muy bien portado" y que los doctores estaban impresionados con el tamaño del niño.

 

Una madre adolescente deja a su bebé recién nacido en un restaurante

 

Decían, 'oh por Dios, no puedo creer que sea tan grande', no podían esperar a pesarlo y medirlo", dijo Cary entre risas.

 

Finnley, un bebé 'XXL'

 

Si Finnley hubiera llegado en su fecha prevista de parto, los médicos de Cary Patonai estiman que habría pesado aproximadamente 16.5 libras, casi el triple de lo normal, ya que la mayoría de los bebés nacidos entre la semana 39 y 40 semanas de gestación pesan entre 6 y 9 libras, según la Asociación Estadounidense del Embarazo (APA, en inglés).

 

Finnley nació tan grande, que los papás rápidamente se dieron cuenta que la ropa que habían elegido para el bebé no le quedaría, por lo que ahora debe usar ropa para menores de entre seis y nueve meses, así como pañales talla dos.

 

“Estoy acostumbrado a tener bebés grandes, pero esto estaba en otro nivel”, dijo Cary Patonai . “Llegó al punto en que apenas podía moverme (...) me tomaba 30 minutos recuperarme de tomar una ducha", expresó en la entrevista a Today.

 

Pese a su tallaje, la madre describe a su tercer hijo como " tranquilo y saludable", y observa que además de ser un "dormilón" tiene buen apetito.

 

“Por lo general, los recién nacidos ingieren alrededor de una a dos onzas de leche, pero Finnley está comiendo alrededor de cuatro onzas y media".

 

“Nuestra familia finalmente está completa”, dijo Cary Patonai . "Es absolutamente perfecto".

No hay comentarios

Publicidad