Page Nav

HIDE

Pages

Breaking News:

latest

Ads Place

Inyección de hormona de crecimiento: ¿qué es y cuándo se utiliza?

  La administración exógena de hormona de crecimiento puede ayudar a tratar el déficit de esta sustancia. Por desgracia, su uso sin superv...

 


La administración exógena de hormona de crecimiento puede ayudar a tratar el déficit de esta sustancia. Por desgracia, su uso sin supervisión médica genera múltiples efectos secundarios.

 

Inyección de hormona de crecimiento: ¿qué es y cuándo se utiliza?

 

Las hormonas son sustancias químicas encargadas de regular una amplia variedad de funciones en el cuerpo humano. Los niveles bajos de estas sustancias pueden causar múltiples problemas en el metabolismo, el crecimiento o la reproducción. Por fortuna, los bajos niveles de hormona de crecimiento (hGH) puede solventarse mediante una inyección.

 

La hGH o somatotropina es una hormona proteica producida y liberada por la adenohipófisis, una pequeña estructura glandular ubicada en el cerebro. Estudios afirman que este mensajero químico es el principal regulador del crecimiento posnatal. La hormona también participa en el metabolismo de las grasas, las proteínas y los carbohidratos.

 

Por lo general, la inyección de hormona de crecimiento es utilizada para el tratamiento de las alteraciones del desarrollo en los niños. También se emplea para tratar el déficit de producción de hGH en algunos adultos. Sin embargo, muchas personas suelen abusar de ella para mejorar su rendimiento físico.

 

Funciones de la hormona de crecimiento

 

La hGH se considera una hormona anabólica cuya función primordial es promover la multiplicación celular y el crecimiento de los tejidos. Los niveles de esta sustancia en sangre aumentan de forma progresiva durante el nacimiento y alcanzan su pico máximo durante la adolescencia. No obstante, la concentración sistémica de hGH disminuye a medida que las personas envejecen.

 

El rol de la hormona de crecimiento durante la infancia está determinado por su efecto estimulante sobre el desarrollo óseo y muscular. De igual forma, la hGH también cumple las siguientes funciones en el cuerpo humano:

 

  •     Aumenta la captación y la síntesis de proteínas en todos los tejidos.
  •     Regula la masa y la fuerza muscular.
  •     Promueve la destrucción y la utilización de los depósitos de grasa.
  •     Disminuye el empleo periférico de la glucosa.
  •     Aumenta la retención de calcio en los huesos.
  •     Estimula el desarrollo del sistema inmunitario.

 

Por lo general, la liberación de hormona de crecimiento puede variar a lo largo del día y de acuerdo a diversos estímulos. En este sentido, la actividad física, el sueño y el estrés suelen aumentar de forma natural los niveles en sangre. Por otro lado, los corticosteroides y los ácidos grasos libres disminuyen su producción.

 

Hipófisis produce hormona del crecimiento.

 

En la hipófisis se produce la hormona de crecimiento de manera natural.

¿Cuándo se indica la inyección de hormona de crecimiento?

 

La inyección de hormona de crecimiento forma parte de las opciones terapéuticas de los trastornos de crecimiento de la infancia por déficit de hGH. Los niveles bajos de esta hormona en los niños suelen causar baja estatura y retraso puberal. La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) indica que la inyección de hGH se puede usar en los siguientes casos:

 

  •     Trastorno de crecimiento asociado a síndrome de Turner.
  •     Niños nacidos pequeños para su edad gestacional.
  •     Síndrome de Prader-Willi.
  •     Trastorno del crecimiento asociado a insuficiencia renal crónica.

 

Deficiencia de desarrollo asociado a mutación del gen SHOX.

 

La administración de hGH también es útil como terapia de remplazo en adultos con disminución de esta hormona a causa de un adenoma hipofisario, radiación o meningitis. Los beneficios de su administración incluyen el aumento en la densidad ósea y la masa muscular, así como la reducción de la masa grasa.

 

Por otro lado, la inyección de hormona de crecimiento también se ha implementado de forma experimental en el tratamiento de la esclerosis múltiple y la fibromialgia. Otros usos incluyen el desgaste muscular en personas con SIDA y el síndrome del intestino corto. Se ha utilizado para mejorar el rendimiento deportivo, aunque se encuentran resultados contrapuestos en esta área.

 

Efectos secundarios

 

El desarrollo de efectos adversos por el uso de hGH en niños de baja estatura es poco frecuente. No obstante, la aparición de síntomas a corto plazo suele ser más común en los adultos sanos. Las afecciones asociadas a la administración de la inyección de hormona de crecimiento son las siguientes:

 

  •     Erupción cutánea y urticaria en el sitio de administración.
  •     Aumento en los niveles de glucosa en sangre
  •     Síndrome del túnel carpiano.
  •     Dolor en músculos y articulaciones.
  •     Resistencia a la insulina.
  •     Hinchazón y entumecimiento de las extremidades.
  •     Dolor de cabeza de leve a moderada intensidad.

 

¿Cuándo buscar atención médica?

 

La inyección de hormona de crecimiento solo debe realizarse bajo estricta vigilancia y supervisión médica. Esta sustancia, al igual que otros tipos de hormonas, pueden generar efectos indeseables si no se utiliza de forma adecuada. Por tal motivo, consulta con tu médico de cabecera antes de consumir estos medicamentos.

 

Si te encuentras en un plan de tratamiento con hGH es importante mantener informado a tu médico de cualquier cambio en tu organismo. De igual forma, debes buscar atención profesional de inmediato en caso de presentar los siguientes síntomas tras la aplicación de la sustancia:

 

  •     Dificultad para respirar.
  •     Confusión y somnolencia.
  •     Escalofríos y palidez cutánea.
  •     Pérdida de la conciencia.

 

Evaluación de la altura y la talla.

 

Cuando hay un problema de crecimiento que se detecta a temprana edad, un tratamiento puede ser la aplicación de hormona de crecimiento.

La piedra angular del crecimiento humano

 

La hormona de crecimiento es una sustancia fundamental para el crecimiento de todos los órganos y los tejidos. Este mensajero químico promueve la síntesis de proteínas y la utilización de las grasas en forma de energía. Juega un papel clave durante la infancia y determina el estiramiento de los huesos y el aumento de la masa muscular.

 

La indicación formal de inyección de hormona de crecimiento está dada por el déficit de esta sustancia en el organismo. Por tal motivo, no es recomendable su empleo como potenciador de las actividades físicas.

No hay comentarios

Publicidad