Page Nav

HIDE

Pages

Breaking News:

latest

Ads Place

Hemos encontrado La Puerta del Infierno: un cráter que no deja de crecer en Siberia

  Hablamos concretamente del cráter Batagaika, que se ubica en Siberia oriental, en Rusia. Este imponente cráter surgió, de la noche a la ...

 


Hablamos concretamente del cráter Batagaika, que se ubica en Siberia oriental, en Rusia. Este imponente cráter surgió, de la noche a la mañana, en la década de los años sesenta y hasta nuestros días no ha parado de crecer.

 

Y es por eso mismo que se le ha apodado la “Puerta del Infierno”, sobre todo por algunos de los habitantes de zonas cercanas que aseguran “tener miedo de acercarse hasta allí”. Aunque, si bien es cierto, tras algunos estudios por parte de científicos se esclareció que este cráter ha surgido debido al cambio climático.

 

 

Pero eso no quita que los números que nos deja este imponente cráter no sean asombrosos… y es que crece alrededor de 15 y 18 metros por año, siendo en la actualidad de unas dimensiones de dos kilómetros de largo y alrededor de 150 metros de profundidad.

 

Pero… ¿Cómo se ve este imponente cráter desde las alturas? Por eso hemos acudido una vez más al Copernicus Sentinel-2, de la Agencia Espacial Europea… y se ve exactamente así:

 

Esta imagen fue captada el 10 de julio de 2020 y está procesada utilizando los canales infrarrojos cercanos del generador de imágenes.

 


 

¿Por qué se le llama Puerta del Infierno?

 

Se le apodo con este nombre porque los habitantes de Yukatian informaban de haber escuchado ruidos siniestros, y de haber visto fantasmas en la zona… aunque la ciencia demuestra que las razones son muy diferentes.

 

La razón de esos siniestros ruidos es de una inevitable razón geológica. Y es que la rápida extensión de este cráter es la que, principalmente, provoca esos “siniestros” ruidos de los que hablaban los habitantes de la zona.

 

La rápida expansión del cráter comenzó hace ya algunas décadas y es el resultado de que el hielo en el cráter se esta convirtiendo en agua, que se evapora o se derrite y fluye. De esta forma los sedimentos residuales ya no se mantienen juntos por el hielo y desaparecen.

 

Aunque otra de las grandes razones de este monumental cráter es la deforestación de la zona, en la que la naturaleza pierde su estructura que, deshecha, provoca este tipo de tragedias naturales.

 

Y es que lo verdaderamente aterrador no es el cráter… es el deshielo del permafrost y la pérdida de hielo debido al cambio climático, alimentado por el aumento de gases de efecto invernadero.

No hay comentarios

Publicidad