--> Nicaragua es una bomba de tiempo que impactará a Costa Rica | Ultima Hora - CR

Nicaragua es una bomba de tiempo que impactará a Costa Rica

Las consecuencias de la crítica situación política que vive Nicaragua en este momento tarde o temprano van a impactar a Costa Rica

 


Las consecuencias de la crítica situación política que vive Nicaragua en este momento tarde o temprano van a impactar a Costa Rica y el Gobierno debe estar listo para mitigar el golpe desde varios frentes.

 

En esa posición convergen dos analistas de asuntos internacionales y un exembajador de Costa Rica en Managua al observar el rumbo que toman las decisiones del presidente nicaragüense, Daniel Ortega Saavedra, quien se empeña en desmantelar a la oposición con el objetivo de mantener el poder durante las elecciones presidenciales del 7 de noviembre entrante.

 

El analista internacional y miembro de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional (UNA), Carlos Cascante, dijo que la primera consecuencia para Costa Rica de lo que ocurre en Managua sería el arribo de líderes políticos opuestos a la continuidad de Ortega en el poder, en calidad de refugiados.

 

“Si alguien quiere tener presencia política en Nicaragua, debe tener cercanía, de nada sirve un exiliado en Miami. El exiliado que tiene intereses políticos va a venir a Costa Rica, eso nos pone en una situación tirante con el régimen“, manifestó.

 

Álvaro Ramos, analista de seguridad, coincidió con Cascante en que el país debe estar preparado para recibir la migración de los opositores a Ortega, así como de miles de ciudadanos nicaragüenses que saldrán a buscar paz y trabajo para mantener a sus familias.

 

Para Ramos ese proceso ya habría dado inicio pero no se nota su magnitud debido a las circunstancias económicas actuales de Costa Rica, que no la convierten en un destino tan atractivo por el mal momento que atraviesan sectores como el de la construcción o el empleo en los hogares, nichos en los que se desempeña una amplia porción de los migrantes nicaragüenses.

 

De la mano con la tensión política interna, Ramos y Cascante prevén un incremento en la hostilidad de Ortega hacia Costa Rica, un elemento al que siempre recurren los gobernantes nicaragüenses para lograr cohesionar a su país internamente en coyunturas complicadas.

 

“Cada vez que hay elecciones en Nicaragua pasan dos cosas: se da una brutal represión interna de la población y suben de tono los ataques políticos y eventualmente físicos del Ejército Sandinista hacia Costa Rica. Decía nuestro presidente, don Ricardo Jiménez, que en Costa Rica hay tres estaciones: la seca, la lluviosa y los problemas con los nicas. Eso va a ocurrir”, afirmó Ramos.

 

Esos antecedentes, según los analistas, hacen urgente que Costa Rica levante su voz desde ya contra los abusos que está cometiendo Ortega en Nicaragua. Además, coincidieron en que es indispensable que el país busque alianzas con Panamá y Colombia, naciones que tienen problemas en varios asuntos con Nicaragua, y con Estados Unidos, por su influencia en la región centroamericana.

 

Cascante además consideró que el Gobierno debe establecer ya una posición clara en torno a los asilados políticos nicaragüenses y trabajar ya en la manera en que hará frente a la llegada probablemente masiva de inmigrantes para evitar que se incremente la xenofobia en Costa Rica.

 

Freno a envío de embajadora tica

 

Javier Sancho, diplomático de carrera quien fue embajador de Costa Rica en Managua, consideró que otra contingencia que debe tomar ya el Gobierno del presidente, Carlos Alvarado, es frenar el envío a Nicaragua de la nueva embajadora designada, Xinia Esperanza Vargas Mora.

 

Para el diplomático, por ahora las relaciones diplomáticas con Nicaragua deben seguir siendo conducidas in situ por un encargado de negocios, pues el envío de Vargas podría tomarse como un aval de Costa Rica a las violaciones que comete el régimen.

 

“La embajadora no puede ir por la solemnidad que representa el cargo ¿Cómo va a presentar credenciales la embajadora designada a un dictador como Ortega? Costa Rica no se puede prestar a ese juego diabólico”, afirmó Sancho.

 

En este punto coincidieron Ramos y Cascante también. Los analistas creen que es fundamental que Costa Rica dé esa señal diplomática en consonancia con una fuerte posición a nivel de organismos internacionales.

 

“Debemos dar claros símbolos diplomáticos de que estamos en contra de lo que sucede en Nicaragua, si Costa Rica envía a su embajadora, subiría el nivel de representación diplomática, y se puede entender que estamos aceptando lo que allá ocurre. Si tenemos un discurso fuerte en la Organización de Estados Americanos (OEA) pero nuestro símbolo es aumentar el peso de la representación diplomática en Managua, nos estaríamos contradiciendo ante países con conocimiento diplomático avanzado”, consideró Cascante.

 

En materia de seguridad, Sancho y Ramos advirtieron de que el país debe ser celoso de lo que pueda ocurrir en la frontera con Nicaragua, dados los antecedentes de invasión al territorio costarricense en isla Calero.

 

Sancho definió al Ejército Sandinista como un cuerpo de seguridad al mando de la familia compuesta por Daniel Ortega y Rosario Murillo. Además, afirmó que es una institución permeada por la corrupción, con características paramilitares por orden de la dictadura, y compuesta, en algunos casos por criminales peligrosos.

 

Por esas características de las fuerzas armadas, el exembajador no descartó que Ortega utilice a paramilitares fieles a su régimen para realizar operaciones en suelo costarricense con el fin de desestabilizar al Gobierno.

 

“El pueblo nicaragüense está desarmado y el Ejército dista mucho de las características que tuvo en el pasado. Hoy es un ente paramilitar y sin escrúpulos”, advirtió.

 

Álvaro Ramos consideró que no es oportuno que Costa Rica refuerce la presencia policial en la frontera norte. Para él es más importante que se concreten las alianzas a nivel diplomático con Panamá, Colombia y Estados Unidos, algo que fortalecerá la posición costarricense en la geopolítica regional, según su opinión.

 

“Si nosotros nos aliamos con los gobiernos importantes en la región, que todos tenemos problemas con Nicaragua, nos hacemos fuertes internacionalmente en lo diplomático. Nicaragua poco a poco está quedando aislada. Con excepción de Cuba y Venezuela, todo el hemisferio norte condena lo que allí ocurre, de ahí que es importante que Costa Rica tenga ya un activísimo papel de denuncia en la comunidad internacional”, concretó Ramos.

 

El analista agregó que es importante, también, que el Parlamento costarricense condene de inmediato la represión contra los opositores de Ortega y contra los medios de comunicación nicaragüenses.

 

¿Cómo llegó Nicaragua a su estado actual?

 

En abril del 2018 el pueblo nicaragüense se levantó contra el régimen Ortega-Murillo, que optó por reprimir con violencia el movimiento. (Foto: Archivo CRH/ AFP)

 

Para entender lo que sucede hoy y las detenciones de líderes opositores que ha Ordenado el régimen de Ortega hay que echar un vistazo al pasado político de Nicaragua.

 

Ortega y Rosario Murillo llegaron al de manera democrática en el 2007, después de haber comandado a Nicaragua con mano de hierro desde una Junta de Gobierno tras la caída del régimen de Anastasio Somoza, en 1979.

 

La Junta gobernó hasta 1990 cuando accedió a convocar a elecciones democráticas. En aquel momento, de acuerdo con el exembajador Sancho, Ortega no previó el voto silencioso en contra, que al final terminó por arrebatarle el poder en las urnas para que gobernara la presidenta Violeta Barrios de Chamorro.

 

Sancho cree que la detención de los principales líderes opositores al régimen es una clara señal de que Ortega no quiere que en noviembre entrante le suceda lo mismo que en 1990.

 

Ese temor, acotó Cascante, se debe a que el presidente perdió ya todo el respaldo popular, del empresariado y de un sector de la iglesia Católica con el que ganó las elecciones presidenciales del 2007.

 

Ortega, dijo el analista, agotó todo su capital político debido a que no respondió a las demandas del pueblo que, cada vez más empobrecido y reprimido, optó por levantarse en gigantescas manifestaciones en abril del 2018, las cuales fueron aplacadas con dureza por los cuerpos de seguridad de Ortega.

 

Antes, en el 2014, producto de una cruda situación fiscal, Ortega también empezó a presionar a los empresarios, quienes, al romperse su pacto con el Gobierno, empiezan a denunciar la corrupción del régimen.

 

Para evitar que le apareciera de nuevo el fantasma del 90, Ortega fue construyendo poco a poco un andamiaje a su alrededor, nombrando en puestos claves de la Corte Suprema de Justicia, el Tribunal Electoral y de la Asamblea Nacional a allegados suyos.

 

Ese entramado le permite hoy controlar toda la institucionalidad pública nicaragüense, que no sabe ya qué es la independencia de poderes.

 

Sobre las detenciones de los líderes opositores, Carlos Cascante explicó que estas tendrían su origen en el acuerdo de febrero pasado para conformar una unidad antiorteguista en la que coincidieron tres de los candidatos presidenciales hoy detenidos.

 

Hasta este miércoles la lista de candidatos opositores detenidos la integraban Cristiana Chamorro y Juan Sebastián Chamorro, hija y sobrino de la expresidenta Violeta Barrios, respectivamente, Félix Maradiaga y Arturo Cruz.

 

Además el régimen ordenó la detención de los dirigentes empresariales José Adán Aguerri Chamorro y Violeta Granera.

 

Carlos Cascante comentó que hay un elemento que ha pasado desapercibido para la comunidad internacional.

 

Se trata de la aprobación de una reforma a la legislación electoral nicaragüense que le permite al Consejo Supremo Electoral excluir de la candidatura presidencial a cualquier ciudadano que haya expresado su acuerdo con las sanciones que Estados Unidos y otros países le haya impuesto al Gobierno de Nicaragua o hacia las condenatorias que ha hecho la comunidad internacional por la violación a los derechos humanos.

 

“Cualquiera que incurra en ese comportamiento es acusado de traición a la patria y puede ser excluido como candidato, porque en Nicaragua el régimen es la patria”, explicó Cascante.

 

Ortega nunca dejó de gobernar

 

 

Para Javier Sancho, es importante, para entender el contexto político actual del vecino país, conocer el hecho de que desde 1990, cuando perdió las elecciones presidenciales, Daniel Ortega y sus allegados no entregaron del todo el mando de instituciones clave, como el Ejército y la Policía Nacional.

 

“Dejaron sembrada gente en esas entidades y no dejaron gobernar en paz a los presidentes que fueron elegidos democráticamente después. A raíz de esos tentáculos, siempre han podido controlar temas importantes como el asistencialismo social del Estado, que ha sido utilizado claramente con fines clientelistas y políticos”, explicó.

 

Sobre las elecciones presidenciales de noviembre, Sancho dijo que serán menos que una pantomima.

 

El diplomático costarricense prevé que los dirigentes políticos arrestados por el régimen continuarán detenidos hasta las elecciones y que, a raíz del control que ejerce sobre todos los sectores de la sociedad, Ortega impulsará para que participen en el proceso electoral a partidos que en el argot político nicaragüense se conocen como “zancudos”, con candidatos débiles y afines a él, para vestir el proceso electoral de ropajes democráticos.

 

“Ante todo esto, yo esperaría que el gobierno de Costa Rica pida una reunión del Consejo Permanente de las Naciones Unidas (ONU), que pida la aplicación de la Carta Democrática de la OEA contra Nicaragua y que levante su voz para que la comunidad internacional ejerza presión”, finalizó Sancho.

 

Tanto el diplomático como los dos analistas internacionales consultados coincidieron en que Costa Rica debe ser proactiva al denunciar lo que ocurre en Nicaragua pues es una posibilidad muy remota que el gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, realice una intervención directa, tanto diplomática, como militar, para sacar a los Ortega-Murillo del poder.

COMENTARIOS

Nombre

Deportes,34,Entretenimiento,96,Internacionales,323,Nacionales,75,Salud,70,
ltr
item
Ultima Hora - CR: Nicaragua es una bomba de tiempo que impactará a Costa Rica
Nicaragua es una bomba de tiempo que impactará a Costa Rica
Las consecuencias de la crítica situación política que vive Nicaragua en este momento tarde o temprano van a impactar a Costa Rica
https://1.bp.blogspot.com/-yEDLoV7xWt4/YMKWHBi6bGI/AAAAAAAAL3E/3No65RREgCoCj3OS-yGg9v9GbEyol-H2wCLcBGAsYHQ/w640-h360/Copia%2Bde%2BNEWS%2B-%2BHecho%2Bcon%2BPosterMyWall%2B%252818%2529.jpg
https://1.bp.blogspot.com/-yEDLoV7xWt4/YMKWHBi6bGI/AAAAAAAAL3E/3No65RREgCoCj3OS-yGg9v9GbEyol-H2wCLcBGAsYHQ/s72-w640-c-h360/Copia%2Bde%2BNEWS%2B-%2BHecho%2Bcon%2BPosterMyWall%2B%252818%2529.jpg
Ultima Hora - CR
https://www.crinternacional.com/2021/06/nicaragua-es-una-bomba-de-tiempo-que.html
https://www.crinternacional.com/
https://www.crinternacional.com/
https://www.crinternacional.com/2021/06/nicaragua-es-una-bomba-de-tiempo-que.html
true
4507965575582944523
UTF-8
Loaded All Posts Not found any posts VIEW ALL Readmore Reply Cancel reply Delete By Home PAGES POSTS View All RECOMMENDED FOR YOU LABEL ARCHIVE SEARCH ALL POSTS Not found any post match with your request Back Home Sunday Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat January February March April May June July August September October November December Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec just now 1 minute ago $$1$$ minutes ago 1 hour ago $$1$$ hours ago Yesterday $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago more than 5 weeks ago Followers Follow THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Table of Content